Consejos para cocinar

Todos nuestros productos tienen una pasta muy fina (sólo hace falta esperar unos minutos después de echarlos en el agua hirviendo para poderlos escurrir) tienen rellenos sabrosos, por lo tanto aconsejamos condimentarlos con salsas delicadas.

La mejor manera para paladearlos es con mantequilla fundida espumosa, hierbas aromáticas (salvia, romero, tomillo, mejorana...) y un espolvoreo de parmesán o Grana Padano.

Aconsejamos probarlos fritos también, como abreboca o tapa, dejándolos en aceite hirviendo sólo pocos segundos o bien, para un sabor igualmente apetitoso pero más ligero, se pueden tostar sobre una placa o un sartén antiadherente, acompañados por salsas y cremas.